¿Por qué comer en el restaurante La Taberna de Gaia? Nuestros clientes responden

Este año se cumplen 15 desde que abrimos por primera vez las puertas de La Taberna de Gaia en Foncebadón, a la falda del Monte Irago y muy cerca de la mítica Cruz de Hierro. Para nosotros es un honor, que nos anima a seguir adelante y continuar acogiendo a todo aquél que quiera visitarnos.

Pero, ¿y por qué querría nadie venir a comer a nuestra casa? Podríamos responder diciendo que para degustar nuestra cocina en la que recuperamos un mundo de sabores olvidados, o por los mágicos comedores, o… Sin embargo, hemos pensado que lo mejor es que nuestros clientes hablen por nosotros.

Así que, con ese objetivo en mente, nos pusimos a recopilar opiniones de clientes vertidas en diferentes sitios de la red, y seguidamente encontraréis el resultado.

-Maria C: Llevaba varios años pendiente y por fin! Ninguna mejor ocasión como la de este domingo, el cumpleaños de mi madre. El restaurante ambientado en época medieval y su personal también. Personas muy agradables que te hacen sentir fenomenal, la comida de 10 y muy abundante, relación calidad precio inmejorable! un placer que repetiré pronto seguro!

-Luis V: No te esperas encontrarte algo así en un pueblo como Foncebadón. Ambientación medieval del local y de los camareros, que no chirría. Fuera de eso, comida muy abundante y buena. Genial relación calidad precio. Personal simpatiquisimo.

-Eukene: Tuve el placer de parar en este espacio y gente tan genial, en mi camino de Santiago.Además de comer un platón de costilla tan exquisita, la sensación de encontrarme con amigos que aún no conocía, nos hicieron sentir como en casa. La sobremesa, cultural! VERDADERO PLACER. Espero volver! Aprovecho, para enviaros un fuerte abrazo a todo el equipo!

-Mario: Eso es, encantamiento, lo que percibo cada vez que la suerte me depara la gozada de estar alli, su ambiente, las personas que lo atienden, todas, desde el "Gran" Enrique hasta cualquiera de las que alli estan, solo se me ocurre daros las gracias, por haber permitido con vuestro emprendimiento que uno se sienta alli como en la Gloria, insisto.........Gracias.

-Francisco: Pasé por vuestra casa como peregrino y me encantó el lugar y el trato que recibí.

-Maria Angeles: Fue todo un placer cenar en la Taberna de Gaia. Laura... ¡Maravillosa! al igual que su madre. comida exquisita y con una magia especial. Empezamos allí nuestro camino lleno de energía positiva. Sin lugar a dudas ¡Volveremos!

-Peio: En Junio hice el Camino y comí en La Taberna de Gaia. Fue un día mágico que recordaré siempre porqué estás en un sitio especial, no solo por la comida, que es de diez, sino por el trato, el ambiente y esa magia que sigue viva a lo largo de los años. Gracias por hacerlo posible, un abrazo…

-Jose Angel: Maravilloso sitio para comer bien y trasportarte al pasado. Enrique, Pilar, gracias por vuestra amabilidad. Y si quereis bajar la comida hay una ruta preciosa a "la cascada fervenza".

Y por todo eso, comer en La Taberna de Gaia merece la pena. Es imposible añadir nada más. Sólo daros las gracias a todos y mantener en pie nuestra promesa de siempre: seguiremos trabajando duro para hacerlo cada día mejor.