Bienvenido al restaurante La Taberna de Gaia

Equipo de La Taberna de Gaia

Hace quince años que emprendimos una aventura especial. En un lugar mágico, donde habitaron los dioses, en la falda del Monte Irago y muy cerca de la Cruz de Hierro, se encuentra el pueblo de Foncebadón, quizás el paisaje más emblemático del Camino de Santiago y las comarcas de El Bierzo y Maragatería.

Un día, sobre las ruinas de la Historia, decidimos crear un pequeño y a la vez inmenso proyecto. Un rincón que transportara a otro tiempo y a otros valores, donde los momentos lúdicos se convirtieran en momentos únicos, irrepetibles. Y diseñamos un espacio que no existía, pero que podía haber existido, un espacio de piedra vieja y madera antigua.

Con personajes atemporales y sonidos de siempre, con mesas largas que piden compartir, con luces casi dormidas que invitan a lo intimo... y sobre todo, y ante todo... recuperamos un mundo de sabores olvidados, esos olores de la infancia en la cocina de la Abuela, esos sabores que saben a nostalgia y a tiempo pasado, a delantal manchado y humo de leña, a sonrisa amable y caricia eterna.

Algunos de nuestros manjares

¡Ver carta completa!

Cocina casera y abundante, confeccionada con producto de León, un puñado de cariño y otro de dedicación.

El local y su entorno

Universo de realidad mágica

En nuestro restaurante de piedra vieja y madera antigua se transportará a otro tiempo convirtiendo este momento de sabores ya casi olvidados en algo mágico e irrepetible.

Entorno inigualable

Desde la Taberna de Gaia, en la parte sur, se alza majestuoso, eterno, el rey de los montes maragatos (que hace de límite natural entre las comarcas de La Cabrera, Maragatería y El Bierzo): El Teleno. Allí donde nacen las tormentas, donde vive el dios del Trueno de los pueblos Astures. Esa montaña de luz cambiante, de sueños con promesa gris y manto blanco. Centinela permanente de anhelos humanos, de maraña histórica, de quimeras olvidadas.